En un club de la localidad de Casilda, Provincia de Santa Fé, se llevaba a cabo una rifa donde el premio era ni más ni menos que un Mehari a estrenar.

VOLVER A FOLLETOS